A través del departamento de servicios sociales del concello de A Guarda quieren poner en funcionamiento una red de apoyo vecinal para ofrecer una atención personalizada a las personas que vivan solas o a otros colectivos con necesidades.

Ante esta situación de emergencia por el COVID -19 el objetivo del servicio es ofrecer un acompañamiento afectivo a distancia para prevenir la soledad a través de llamadas telefónicas con un grupo de voluntariado, fomentando así las relaciones intergeneracionales.

“Otro de los objetivos es recuperar y afianzar las relaciones vecinales de toda la vida, ya que consideramos que es la mejor forma de prevenir la soledad de las personas”, indican desde el concello.

Los servicios sociales, a través de llamadas telefónicas con un grupo de personas voluntarias, contactarán con las personas mayores susceptibles de recibir este apoyo. De este modo, las identificarán, recogerán sus necesidades y activarán un proceso de respuesta.

Se tiene conocimiento de alguna persona que se sienta en esta situación o considera que pueda haber otra persona que no esté dentro de este colectivo, pero necesita de apoyo, póngase en contacto con el Concello en el teléfono 986 614 507 (servicios sociales).