La Consellería de Medio Rural hizo entrega de 132 alfombras a otras tantas residencias de mayores y de discapacitados en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes de toda Galicia para facilitar la desinfección de los pies en las entradas de estas instalaciones. Asimismo, les suministró un total de 256 pulverizadores desinfectantes para mejorar su protección frente al coronavirus.

Esta labor la están llevando a cabo los bomberos forestales y agentes ambientales del Servicio de Prevención y Defensa Contra Incendios Forestales (Spdcif) de Galicia, que suman casi tres semanas de desinfecciones en los exteriores de las residencias y centros de salud, así como en otras zonas especialmente sensibles, como las aceras y las áreas destinadas a la recogida de la basura.

Así, este personal es el encargado de hacer entrega de las dichas alfombras y pulverizadores desinfectantes según van recorriendo las diferentes residencias. De este modo, la próxima semana no sólo continuarán con los repartos, sino que procederán a tratar de nuevo los felpudos y a renovar los pulverizadores ya entregados, a medida que acudan a repetir las desinfecciones.

Está previsto que el personal del Spdcif recorra unos 200 municipios gallegos durante esta situación de emergencia sanitaria. Los efectivos cuentan para estas tareas con la debida formación y con todo el material de protección necesario, así como con los protocolos de actuación pertinentes, siguiendo en todo momento las recomendaciones sanitarias.

También disponen de la maquinaria y los productos precisos para efectuar las desinfecciones. Además de desinfectar, están estableciendo contacto con los profesionales de las residencias para reforzar sus protocolos de prevención.

Los profesionales que participan en la iniciativa lo hacen de manera totalmente voluntaria durante sus turnos de trabajo, permaneciendo garantizada en todo momento su función principal y primordial, que es la de prevención y extinción de los incendios forestales que se puedan registrar.