Este lunes tuvo lugar una nueva reunión de la Comisión sobre el COVID-19 a la que asistieron, de manera presencial y online, todos los miembros del Gobierno Local de A Guarda, así como representantes de Servicios Sociales, GES y Policía Local.

Esta reunión se celebra semanalmente desde el inicio del Estado de Alarma y fundamentalmente tienen como objetivo buscar solución a problemas y dificultades que van surgiendo con el paso de las semanas, detectar necesidades de la población que aún no están cubiertas, así como comunicar y dar cuenta a todo el equipo de los avances y todas las acciones que se ponen en marcha por iniciativa de los distintos departamentos.

Uno de los principales focos de atención del Concello de A Guarda estuvo desde un primer momento puesto en la protección y apoyo a los colectivos más vulnerables ante esta situación, y se están llevando a cabo todas las acciones teniendo en cuenta especialmente a estos colectivos.

Una parte de la sociedad para la que esta situación de aislamiento está resultando especialmente dura es para el conjunto de las personas mayores, especialmente para aquellas que no tienen familia cerca o viven solas.

Ya desde los primeros días del Estado de Alarma se organizó a través de Servicios Sociales, y en coordinación con el Grupo de Emergencias Supramunicipal, un servicio de realización de compras y entrega a domicilio con el fin de evitar que personas consideradas población de riesgo no se vieran obligadas a salir de la casa.

A medida que el estado de alarma se prolongaba, surgía en el Concello la preocupación por las consecuencias a nivel psicológico que el confinamiento podría estar provocando en estas personas, ya de por sí mucho mas vulnerables. Por lo que hace unos días se puso en marcha una iniciativa de acompañamiento afectivo a distancia a través de la que se está prestando atención personalizada de forma telefónica a personas que viven solas o que tienen alguna necesidad. En este servicio participarán cerca de 20 voluntarios, así como técnicos y demás personal del Concello.

A estas medidas se unió, desde la pasada semana, una propuesta por la Asociación de Parkinson del Baixo Miño que está repartiendo a través del Concello cuadernos con actividades de estimulación cognitiva para reforzar la memoria y que se irán colgando para su descarga en la página web del Concello. Para adquirirlos en formato papel se deberá contactar con Servicios Sociales en el teléfono 986 61 45 07, teléfono que también estará disponible para cualquier necesidad de la población.

Durante los próximos meses, una vez finalizado el Estado de Alarma, el Concello continuará trabajando de igual manera para seguir apoyando a los más vulnerables frente al COVID.