Asociación de Redeiras do Baixo Miño Atalaia

Las Medallas Emilia Pardo Bazán constituyen una iniciativa que la Xunta de Galicia creó en 2019 para reconocer públicamente a las personas, entidades e instituciones que trabajan en favor de la igualdad efectiva. El objetivo de las mismas es visibilizar los talentos, y potenciar la visibilización social de aquellos que están comprometidos con la igualdad entre mujeres y hombres.

La Asociación de Redeiras do Baixo Miño Atalaia nace en 2005 con objetivos muy claros:  Erradicar el furtivismo, alcanzar la profesionalización de su oficio y lograr un salario justo y equiparado al de los hombres «redeiros».

Toda la lucha que vienen desarrollando hasta la actualidad ya dio sus frutos y es algo del que están muy orgullosas, porque a día de hoy, pueden decir que su oficio es menos “invisible”, ya esta reconocido profesionalmente, cotizan para su jubilación y alcanzaron mejores condiciones de trabajo. Ahora son ellas las que deciden los precios por los que trabajan, pueden llevar a casa ingresos dignos (y no un mero complemento al sueldo del marido, como pasaba antes), y tienen más carga de trabajo de la que pueden asumir, por lo que su puesto de trabajo, de momento, está asegurado.

Como mujeres luchadoras que son no dejaron nunca de pelear por lo que creen justo, y aunque se está lejos de acabar con el furtivismo o llegar a esa equiparación laboral y salarial con los hombres de su sector, ellas no cesan en su empeño, y, a día de hoy, tienen dentro de su lista de objetivos algunos más como son que se les aplique el coeficiente reductor del mar a efectos de jubilación, el reconocimiento de las enfermedades laborales que les afectan, y sobre todo, conseguir que su oficio se perpetúe y siga vivo en las próximas generaciones.

«Por todo esto, y por muchos otros méritos más, consideramos justas merecedoras de esta distinción a las mujeres que forman parte de la Asociación de «Redeiras Atalaia», esperando que la valoración del jurado sea muy positiva«, señalan desde el Concello.