Archivo

Este viernes se celebró en el Concello de A Guarda una reunión de portavoces para valorar las nuevas medidas restrictivas adoptadas por la Xunta y su impacto económico, sobre todo en el sector de la hostelería.  En la reunión los portavoces concluyeron que la situación, tras las medidas acordadas por la Xunta de Galicia, supone un grave perjuicio económico para un sector de gran importancia para la localidad.

Los grupos de la corporación acordaron reclamar a todas las administraciones, Xunta de Galicia, Diputación de Pontevedra y Gobierno Central, que tomen medidas de urgencia y habiliten fondos para compensar el impacto negativo de las medidas sanitarias que se están adoptando.

Del mismo modo, la corporación traslada a la Xunta la necesidad de que Portos de Galicia no cobre las terrazas de su competencia mientras duren las limitaciones de aforos. La determinación de no cobrar las terrazas fue una de las medidas de carácter económico que adoptó el Concello desde el inicio de la pandemia.