En un comunicado de prensa, el Concello de A Guarda informa de la situación crítica en la que está el municipio referente a infecciones por COVID-19. A día de hoy, la villa sigue en el nivel tres, alerta roja en el mapa epidemiológico del SERGAS, al tener 68 casos activos confirmados por Sanidade. Este es el nivel máximo de alerta que contempla la Xunta de Galicia en su valoración.

Aunque en los últimos días disminuyeron sensiblemente el número de contagios diarios respecto de la semana pasada, esta sigue siendo una situación muy preocupante para todos los guardeses.

Para que esta situación empiece a revertir, desde el Concello piden a toda la población que extreme las medidas de seguridad individuales, sobre todo el uso de mascarilla, distancia interpersonal e higiene de manos. También piden que, en la medida de lo posible, se limiten los contactos sociales los próximos días.

«La única manera de controlar esta situación es con la colaboración de todos y cada uno de nosotros», señalan desde el consistorio.

En el mismo nivel de alerta que A Guarda, están los concellos de Tui y Nigrán. Tomiño está en un nivel inferior con entre 14 y 21 casos confirmados y Gondomar, Baiona, O Rosal y Oia están en nivel uno, alerta amarilla con entre 7 y 14 casos confirmados.