ALFREDO

Este miércoles se reunieron en Santiago de Compostela, representantes de las asociaciones guardesas ORPAGU, Piueiro, Alagua y Cofradía de Pescadores, encabezados por el alcalde, Antonio Lomba, con la Conselleira do Mar, Rosa Quintana, y la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, para trasladarle las demandas de la ciudadanía guardesa en relación al futuro del puerto.

La obra principal que se propone, y así se lo trasladaron a las responsables políticas de la Xunta, es la construcción de un espigón que parta del sur del espigón viejo (en la zona del Balueiro) y que finalice por fuera del espigón norte. Esto evitará la entrada del oleaje que en la actualidad hace que el puerto sea impracticable con mal tiempo.

La representación guardesa valoró de forma positiva la reunión, ya que consiguieron el compromiso de las responsables de la Xunta de trabajar en las demandas que le presentaron con el objetivo de elaborar un estudio de viabilidad técnica y una valoración económica de la construcción del espigón.

Asimismo, el alcalde solicitó, una vez más, el apoyo de la Conselleira para la construcción del vial de acceso sur al puerto. El proyecto de esta infraestructura fue redactado en la anterior legislatura por la Diputación Provincial de Pontevedra y en la actualidad está pendiente de los informes sectoriales.