ALFREDO

Todos los comercios y empresas de Baiona están pasando por una situación nunca antes vista, ni imaginada. Sin un horizonte claro, sin fechas para la reapertura de los comercios, bares, restaurantes. Sin saber cuáles serán las medidas a tomar en cada uno de los negocios para su reapertura, sin duda todo el sector hostelero será el más perjudicado, más aún teniendo en cuenta la singularidad de gran parte de estos establecimientos sitos en el casco baionés. Por eso, en estos momentos es tan importante el estar unidos y que todo el sector busque y aporte soluciones.

“El turismo y la hostelería en particular, en los primeros meses de la desescalada, tendrá que centrarse en ofrecer las máximas garantías y en atraer a los vecinos de la comarca, ahora más que nunca es importante que hablemos y tomemos acciones entorno a nuestra comarca, el Val Miñor”, asevera Marcos Comesaña. Presidente de ACEBA.

Echamos en falta que la intercomunicación entre los tres alcaldes del Val Miñor sea estrecha y colaborativa, como bien demandaba la semana pasada el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, con el objetivo de marcar unas mismas pautas, consensuadas entre todos los alcaldes miñoranos y encaminadas a dar una solución global en todo el valle”, explica.

Baiona siempre se caracterizó por ser un punto de referencia, dentro de la comarca, en los sectores turístico, gastronómico y comercial. Prueba de eso es que, desde la Dirección General de Comercio de la Xunta de Galicia, dentro del marco de apoyo a la modernización del comercio 2004-07, se realizó una valoración de la villa como núcleo comercial entre distintos ayuntamientos, con el objetivo de convertirlos en centros comerciales abiertos. Baiona, con 246 establecimientos dedicados al comercio, fue tomada por la Xunta como uno de los referentes para llevar a cabo esta iniciativa tras la realización de diferentes estudios de viabilidad.

“Bajo la marca comercial “Baiona Real – Centro Comercial Abierto”, se ha buscado una mayor calidad en infraestructuras y servicios para sus clientes. El núcleo comercial de nuestra villa siempre se caracterizó por una cuidada imagen, tanto interior como exterior, una atención directa y una alta calidad en hostelería, ocio, restauración, comercio y servicios”, apunta Comesaña.

“Ahora es momento de fortalecer y aportar soluciones al amparo del concepto de ​Centro Comercial Abierto en Baiona​, las medidas de distanciamiento social que se están planteando, harán inviable la apertura de muchos pequeños hosteleros del casco vello, por lo que proponemos desde ACEBA alternativas para que se reconviertan en Take Away y las plazas públicas del casco, sean terrazas comunes para todos los negocios de la real Villa, simulando lo que ocurren en los centros comerciales en Portugal, por poner un ejemplo que todos conocemos, donde los locales venden sus productos y las mesas de la terraza son de uso común para todos ellos”, declara Comesaña.

Para poder llevar a cabo esta propuesta necesitamos la indudable colaboración del Alcalde y corporación municipal, para adaptar las ordenanzas actuales, así como la gestión de estas terrazas públicas. Le transmitiremos esta y otras propuestas para reactivación económica de nuestra villa en la próxima reunión a la que seamos convocados por parte del ayuntamiento”, finaliza el presidente de los empresarios.