ALFREDO

La famosa frase “tou esperando o ATSA”, ya no se podrá decir de nuevo, al menos, durante los próximos diez años. Y es que tras medio siglo prestando servicio, Automóviles de Tui S.A., ha perdido la concesión de transporte público de las comarcas de O Baixo Miño y O Val Miñor con Vigo, según informa en su edición de hoy “La Voz de Galicia”.

La compañía que ha ganado el concurso convocado por la Xunta de Galicia y en la que se han presentado cuatro ofertas, incluida una de ATSA, es UTE Lugove, integrada por las gallegas Asistencia Técnica Maturo, Empresa Raúl y Autocares Fadista, junto con las alicantinas Subús Grupo de Transporte, Secc Automóvil S.L., Ángel Mariano Molla S.A. y Autobuses del Triángulo.

Esta alianza temporal de empresas (UTE), comenzará antes de fin de año a realizar el servicio de las dos comarcas con la ciudad Olívica. Según destaca la Consellería de Infraestruturas, los nuevos contratos garantizarán el empleo a todos los trabajadores, ya que se subroga al personal.

Por otro lado, y según «La Voz», la Xunta confirma que la UTE Lugove asume también la concesión del servicio entre Gondomar y Vigo. Esta licencia pone fin a uno de los mayores problemas que se arrastraba en las conexiones entre Vigo y O Val Miñor, donde los usuarios no podían hacer un viaje directo entre las estaciones de Gondomar y Vigo en el mismo autobús.