Esta mañana, la comisión de hosteleros y la Asociación de empresarios e comerciantes do Val Miñor, OVALMI, junto al alcalde de Gondomar y la concejala de Comercio, se reunieron para hablar de la situación que está viviendo la hostelería en el Val Miñor, y más concretamente en la Villa Condal.

En dicha reunión, la comisión expuso ante los representantes municipales la problemática causada por los cierres dictaminados por la Xunta de Galicia el 4 de noviembre.

El alcalde, Paco Ferreira, se posicionó al lado de la hostelería y confirmó su intención de seguir con las exenciones del pago de las terrazas para el año 2021, así como que estaban estudiando la aplicación de bonificaciones en las tasas municipales (basura, agua o IBI).

Planteada la posibilidad de la creación de un plan de ayudas directas para los hosteleros de Gondomar, el alcalde, comentó que estudiará su viabilidad con los técnicos municipales para poder ponerlo en marcha con todas las garantías posibles.