Los albergues de Tui se unen para promover una oferta especializada, de calidad y regulada turísticamente. Tras varias reuniones mantenidas en el ayuntamiento, se han tomado una serie de medidas para luchar contra las habitaciones-viviendas de uso turístico ilegales.

La finalidad es reducir el impacto negativo de la oferta ilegal y promover que Tui sea un destino de calidad para peregrinos y turistas.

Se trata de una practica desleal, que además de ir en contra del desarrollo económico, también crea descontento en la satisfacción de clientes.

Las medidas que se tomaran en los próximos días, es la creación de una comisión de investigación para la apertura de expedientes que informen sobre el estado de legalidad de los pisos, para proceder a la denuncia pertinente.

Según afirman desde la agrupación “como está sucediendo en Santiago que se han multado a viviendas turísticas ilegales con valores que oscilan entre 300 € y 30.000 €. Nuestro objetivo no es multar a los propietarios de las viviendas, sino concienciar del daño ocasionado a nuestro sector y que se respete la oferta regulada”.