El alcalde de Nigrán, Juan González, recibió esta mañana a la docena de niños saharauis que están pasando este verano en O Val Miñor y Baixo Miño con familias de acogida.

Los pequeños llegaron a primeros de julio y regresarán a los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia) en septiembre. El Concello de Nigrán aporta 2.000 euros al Programa ‘Vacacións en Paz’ de Solidaridade Galega co Pobo Saharaui.

Además, a través del Fondo Galego de Cooperación e Solidaridade presidida por el propio regidor, se acaban de aprobar 10.000 euros en ayudas para provisión de alimentos en los campamentos.

Durante el encuentro González les entregó unas mochilas con el logo de “Nigrán” y diverso material escolar. Además habló con los pequeños, que están a disfrutar mucho en Galicia, y agradeció públicamente la labor de las familias que los acogen, recordando que el conflicto saharaui es un conflicto político a lo que la comunidad internacional debe buscar una solución que la propia ONU establece en un referéndum de autodeterminación.