Los niños de 3 y 4 años del CEIP A Sangriña visitaron esta mañana el Punto Limpio de A Guarda, con el fin de conocer los procedimientos de separación y reciclaje de los materiales que allí deben depositarse.

El alcalde del Concello de A Guarda, Antonio Lomba, y el concejal de Medio Ambiente, Paulino Rodríguez, fueron los encargados de guiar la visita por las instalaciones municipales. Los pequeños aprendieron la utilidad del « ecoparque», donde se procede la recogida, selección y recuperación de aquellos residuos que no deben depositarse en los contenedores habituales, tales como baterías, ropa y aparatos eléctricos.

Después de enumerar los colores de los distintos colectores de los que dispone en la escuela para la selección de los desechos, el alumnado tuvo la oportunidad de conocer los espacios del Punto Limpio, así como el método a seguir con algunos materias, especialmente peligrosos para las personas y/o el medio ambiente, poniendo como ejemplo los tubos fluorescentes.

Disfrutaron especialmente con la muestra de la máquina trituradora, en la que se deshacen los restos de poda, que después serán utilizados para el compostaje o la elaboración de pellets.

Los niños, acompañados por sus maestras, aprovecharon la visita para reciclar algunos materiales ya inservibles -como espejos, toner, pilas y un equipo de música-, que acumulaban en las aulas y podrán, con su reciclaje, encontrar una segunda vida.