ALFREDO // Estado en el que quedó el barco hundido

A primera hora de esta mañana aparecía hundido en el puerto deportivo de Baiona un barco de 22 metros de eslora por seis de manga. Los primeros en dar la voz de alarma fueron los marineros de la villa que se dirigían a faenar y se encontraron con el barco hundido.

La embarcación, con bandera belga, llevaba varios años amarrada a la dársena del puerto. En él vivía su dueño, un hombre sordomudo, que en el momento del hundimiento no se encontraba a bordo y se desconoce su paradero.

Personal del puerto deportivo ha delimitado con barreras de protección absorbentes el buque hundido por la posible presencia de manchas de fuel.

FOTO BANDALLO // Personal del puerto deportivo delimitando con barreras de protección absorbentes el buque hundido
ALFREDO // Personal del puerto deportivo delimitando con barreras de protección absorbentes el buque hundido

Por el momento se desconocen las causas del hundimiento del buque, aunque se baraja la posibilidad de una pequeña vía de agua debido a su mal estado. Se espera que en las próximas horas se reflote el barco.

Hasta el lugar se desplazaron miembros de Guarda Costa de Galicia y de la Guardia Civil de Baiona que investigan el extraño suceso.