CONCELLO // (Archivo) Operarios del concello en los trabajos de soterramiento del tanque de tormentas

El concejal de Urbanismo de Gondomar, Antonio Araúxo, acusó ayer a la presidenta del PP local, Paula Bouzós, de querer hipotecar al concello de por vida con 30.000 euros al año al apoyar a la Xunta de Galicia en una obra “innecesaria e aberrante” refiriéndose al pozo bombeo.

Á utilidade do proxecto, non serve para resolver o problema da mala execución da rede de saneamento de Gondomar construida pola Xunta do PP nos 97-98-99, sen separación de pluviais; en tuberías de fibrocemento, sen a estanqueidade suficiente,etc” afirmó Arauxo y matizó que bajo el mandato del PP “Bouzós era concelleira do Goberno municipal e decidiron gardar no caixón o tanque de tormentas para evitar conflictos cos vecinos.”