El pasado miércoles se iniciaron las obras de mejora de la Rúa Calvario de A Guarda, entre los números 48 y 73.

El alcalde de la localidad, Antonio Lomba y el concejal de Vías y Servicios, Miguel Español, visitaron el arranque de las obras junto con el arquitecto municipal y técnicos de la empresa adjudicataria, que ya comenzó los trabajos de retirada del viejo firme de esta calle urbana. Fue precisamente en esos momentos cuando salió a la luz la vieja capa de rodadura de piedra, piedras que se intentarán recuperar para emplearlas en parte de estas obras de mejora.

Esta actuación contará con una parte central para la recogida de aguas fluviales, sustituyendo el pavimento existente por otro nuevo de piedra en continuidad con los tramos ya mejorados en fases anteriores en esta misma calle.

Se ejecutará una nueva red de abastecimiento de agua, así como la incorporación de bocas de incendios y el relevo de la red de aguas pluviales y residuales, disponiendo las nuevas acometidas a pozos y eliminando las acometidas que en estos momentos no se pueden controlar o registrar.

El plazo de ejecución de estas obras se prolongará a lo largo de unos 45 días, alternando el uso de la calle cuando sea posible, por lo que se pide la máxima comprensión por parte de los vecinos de esta vía.

Estas obras cuentan con un presupuesto total 121.951,87€ IVA incluido con cargo al Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra.