CEDIDA

El ciclista de A Guarda, Aser Estévez, regresaba a la competición este sábado tras su concentración en altura en las montañas orensanas. La cita era clave y no defraudó. El guardés logra su cuarta victoria absoluta esta temporada y sigue agrandando su palmarés.

El Campeonato del Mundo de Contrarreloj Open tuvo lugar esta mañana en las inmediaciones del hipódromo de Antela, en el concello ourensano de Sandiás. La prueba constaba de 17.1 kilómetros totalmente planos, de potencia y fuerza puras, apto para corredores fuertes y con planta de rodador, pero en los que el calor y el viento endurecieron la prueba para todos los corredores que tomaron la salida. El corredor guardés salía en última posición a las 12:12 horas haciendo valer su condición de favorito.

Tras una gran carrera de principio a fin, Aser Estévez cruzó la meta con un tiempo sensacional de 21:18, rodando con una velocidad media de 48.25 km/h, aventajando en 56 segundos al portugués Amaral y en 1:24 al asturiano Vigil. Además este registro cronometrado es el mejor y más rápido de todas las pruebas contra el crono celebradas en Sandiás en los últimos años. El anterior registro era de 21:24 también del ciclista guardés en el pasado Campeonato de España Open, rebajando en 6 segundos su propio crono. Sin duda, es una muestra más de la calidad de un corredor que año tras año sigue demostrando su calidad en una temporada de casi nueve meses en carreras de velocidad.

Hoy viajaba ilusionado a Sandiás y con la mente puesta en conseguir una nueva victoria esta temporada. Estaba deseando comprobar mi estado de forma tras la concentración en altura en Pena Trevinca y Cabeza de Manzaneda esta semana y ver si mis piernas habían asimilado bien la carga de trabajo de los entrenamientos” relató Estévez a Telemariñas.

“Al principio me sentía un poco cansado, pero poco a poco fui cogiendo sensaciones en el rodillo y calenté bien durante 45 minutos para salir caliente y a tope, porque la crono es corta pero de no desfallecer un sólo metro ni un sólo segundo. Había que ir a tope de principio a fin para ganar, y eso fue lo que hice. Controlé seguido mi pulso cardíaco, la velocidad y el tiempo para bajar el crono del anterior campeonato. No fue fácil porque el calor y, sobre todo, el viento lo endurecían más, pero a base de coraje e ilusión lo he conseguido. Un título nuevo y que no tenía en mi palmarés, pero que supone la cuarta victoria de esta temporada” comentó el guardés.

Aser Estévez regresa mañana a la competición en Baños de Molgas (Ourense) en otra cita clave de agosto, el Campeonato del Mundo de Fondo Open, prueba que arranca a las 11:30 horas y que tiene un recorrido sinuoso de 62 kilómetros.