Aser Estévez arranca la temporada en Portugal

El ciclista de A Guarda, Aser Estévez, empieza su nueva temporada este domingo 5 de febrero en el Trofeo Abertura de la Copa de Portugal, que se celebrará en la región de Aveiro, en la localidad de Anadía a partir de las 12:00 horas. 

El guardés arranca este 2017 unas semanas antes que las pasadas temporadas, pero con similar inicio en el país vecino como en 2016. El debut será en una de las clásicas de invierno lusas con corredores profesionales, con los colores de su nueva escuadra, el Aluminios Cortizo – Anova de Padrón.

Estévez se desplaza a tierras portuguesas tras realizar una pretemporada larga y muy completa, esencial para afrontar una temporada de casi nueves meses de competición hasta principios del mes de octubre. Los meses invernales han sido de gimnasio, senderismo por la montaña, correr por la playa y, como no, bicicleta de carretera.

El Trofeo Abertura Liberty Seguros discurrirá a lo largo de 161 kilómetros de recorrido entre Anadía y Ovar, a lo largo de los cuales habrá una primera parte de la carrera prácticamente plana, y una segunda más quebrada, con dos puertos puntuables en Talhadas y Sever de Vouga, que al estar bastante alejados de la línea de meta, se espera una llegada numerosa al ‘sprint’ .

Aser Estévez nos comenta que “el invierno fue intenso, en cuanto a la preparación se refiere”, pero ya está listo para el banderazo de salida de su décimo-séptima temporada consecutiva como ciclista.

“Este año, a diferencia de los anteriores empecé antes a entrenar, tanto la pretemporada como con la bici, ya que estaba previsto anticipar el incio de temporada, de mediados o finales de febrero a inicios de mes, como ha sido. Este domingo 5 de febrero empieza lo bueno, una primera toma de contacto con el asfalto para medir fuerzas y comprobar el estado de forma de cara a los primeros objetivos de la temporada en marzo y abril. Tengo ganas de empezar y estoy muy ilusionado, quizás más que otros años. He trabajado muy duro y sé que puede ser un gran año, si la suerte acompaña y no hay lesiones o caídas graves. A diferencia de otros años, estoy haciendo todo casi a la perfección, además de estar muy apoyado por la familia y mi gente de confianza. Pero como todos los años, las cosas no son tan fáciles como se piensa y habrá que pedalear muy rápido, ya que ganar es cada vez más difícil y los rivales son más fuertes. En este deporte tan sacrificado, hai que tener muy claro que por un día bueno hay diez malos. Rendirse nunca es el camino, sí lo más fácil, pero no lo mejor, por ello hay que seguir trabajando para alcanzar los objetivos marcados en rojo a lo largo del año”, declaró a Telemariñas Aser Estévez.