Tras vencer el Campeonato gallego de Contrarreloj con autoridad el pasado jueves, aspirando a un nuevo doblete regional como en 2017 y a su vigésimo título regional, Aser Estévez participa este domingo en el Campeonato de Galicia de Fondo.

El guardés saldrá en Culleredo (A Coruña) con la idea de revalidar el título del 2017 en Pontevedra, y añadir un nuevo doblete a su palmarés, tras repetir triunfo en el Campeonato de Galicia de Contrarreloj en Cerceda el pasado jueves. Un reto ambicioso pero a la vez difícil, dado la competencia de los rivales y la dureza del recorrido.

Este año el Campeonato de Galicia de Fondo es en el norte de la comunidad, donde el terreno es muy quebrado por los numerosos repechos. Es una zona que no deja relajarse ni un instante y, por ello, la cadencia de pedaleo jugará mucho”, indicó el guardés.

La carrera arranca a las 10:00 horas en la Avenida Juan Carlos I en Culleredo, con un nutrido pelotón de equipos gallegos, asturianos, castellanos, madrileños y portugueses. El pelotón pasará por Cambre, Oleiros, Sada, Bergondo, Betanzos, Abegondo y Carral antes de llegar a la línea de meta en Culleredo cerca de las 13:00 horas.

Son 124 kilómetros rompepiernas con numerosos repechos, conformando el característico terreno gallego que no da tregua y respiro a los corredores. Es una carrera difícil de controlar en la que se pueden formar escapadas que lleguen a meta. El vencedor deberá estar en un gran estado de forma para subir a lo más alto del podio.

“Tras ganar la crono, espero hacer lo mismo en el de fondo, pero es algo difícil y complicado, estoy muy marcado y controlado por los rivales, por ello es necesario una nueva estrategia, el ataque de lejos o meterse en una fuga. Si eso no funciona, nos lo jugaremos al sprint. Estoy en un buen momento de forma para conseguir un nuevo doblete autonómico como en 2017. Si no se gana, al menos dar guerra y hacer una gran carrera. Mi ilusión es ganar el vigésimo Campeonato de Galicia y con esa idea salgo el domingo”, explicó Aser.