Aser Estévez entrado en meta

El ciclista de A Guarda, Aser Estévez, se impuso con autoridad en la vuelta ourensana en la clasificación general y en las dos primeras etapas. Con estos triunfos queda inaugurado el palmarés del 2018.

Aser Estévez acaba de imponerse en la Challenge 4 Días de Ourense, prueba celebrada en Baños de Molgas desde el pasado jueves 29 de abril al pasado domingo 1 de abril. Una vuelta atípica tanto por su formato como por su fecha, en plena Semana Santa. La Challenge sigue la clasificación por puestos y puntos en cada una de las etapas individuales, y no por tiempos como viene siendo habitual. Además el formato challenge permite correr en cada etapa a un corredor que hubiera abandonado en alguna de las anteriores.

El guardés tras un inicio de temporada discreto se desplazaba a tierras ourensanas con ganas de estrenar el palmarés en la temporada de este 2018. Y con las ideas claras se impuso en la línea de meta de las dos primeras jornadas el jueves y el viernes, a pesar de la adversa metereología. El frío, la lluvia, el viento, e incluso, la nieve hicieron acto de presencia y contribuyeron a endurecer aún más la prueba. En ambas etapas, la llegada fue al esprint tras unas fugas desde los primeros kilómetros de las mismas. Mientras la primera terminaba en repecho, la segunda terminaba en alto.

La temporada comenzó floja y ya aparecían las primeras dudas y críticas a la preparación invernal. Un poco de desmotivación se apoderó de mí algunas semanas, pero no por ello tiré la toalla, porque esto es así de duro, por cada día bueno hay diez malos“, comentó el guardés.

El sábado fue una etapa más tranquila y de transición. Con el liderato de la vuelta alcanzado en la primera etapa, aguantado en la segunda; en la tercera tocaba consolidarlo con nuevos puntos tras vencer el esprint del pelotón. Finalmente, el domingo en la etapa reina, la guerra fue total por parte de sus inmediatos perseguidores con ataques en los puertos y numerosos intentos de fuga. Pero la solidez de Estévez bastó para abortar cada uno de ellos y entrar en meta levantando los brazos como vencedor de la Challenge 4 Días de Ourense 2018, que además supone su primera vuelta por etapas del palmarés. Nunca hasta entonces había vencido este tipo de pruebas, lo único más próximo fue un segundo puesto en 2009 en la Volta a Madeira y en 2017 un tercer puesto en la Vuelta Ciclista a Ávila.

“La victoria del primer día me dio moral y la del segundo me convenció de que era posible. Al final el domingo me subí a lo más alto del podio para recoger mi premio por ser mejor en esta prueba por etapas, la primera de mi palmarés. Ahora toca pasar página y preparar los siguientes objetivos. Aunque fueron unos días magníficos y de ensueño, los pie estarán en la tierra siempre, pero es bueno ver que las sensaciones son buenas para lo que se avecina. Le tenía ganas a esta prueba, el año pasado tuve mala suerte y sólo pude ganar la última etapa“, indico Estévez.

Aser Estévez correrá el próximo sábado 7 de abril la Clásica de Pascua en Padrón, prueba de carácter nacional y puntuable para el ránking de la RFEC.