Aser Estévez, entre los mejores en las clásicas de Zamora
RUBENS // Imagen del guardés Aser Estévez y detrás, el Monasterio de Oia.

El guardés estará presente un año más en la Vuelta Ciclista a Zamora, cuya nueva edición cuenta con cinco etapas y presenta el recorrido más duro de los últimos años. 

Aser Estévez viaja a tierras zamoranas con la intención de dar continuidad a sus buenos resultados este mes de julio. El pasado fin de semana no se ha bajado del podio en Pontevedra y Asturias. Desde mañana y hasta el sábado disputará la segunda vuelta por etapas de la temporada tras la Volta Ciclista a Coruña.

La Vuelta Ciclista a Zamora arranca mañana a las 11 con una contrarreloj por equipos de 13 kilómetros entre Villalobos y Villalpando. Por la tarde se disputa la primera etapa en línea entre Tábara y Mombuey. El jueves la etapa discurre entre Tola y Dómez. El viernes llega la etapa reina entre Mombuey y el Alto de Moruxal. La vuelta termina el sábado con una contrarreloj individual entre Villaralbo y Zamora, que puede marcar las diferencias y esclarecer al vencedor final en caso de no salir de la etapa reina el día previo.

“La Vuelta Ciclista a Zamora es una prueba que nunca doy con la fórmula para hacer una buena actuación o ganar alguna etapa, pero este 2017 es diferente, llego bien de forma y el recorrido se adapta bien a mis características, una contrarreloj individual y un final en alto son etapas muy buenas para mi, al evitar tener que arriesgar en las etapas llanas y en los sprints masivos. Acabo de hacer buenas carreras en Galicia y fuera de ella y espero seguir con esta racha de resultados positivos”, declaró el ciclista del Cortizo-Anova a Telemariñas.

El Campeón de Galicia de Fondo y Contrarreloj trata de hacer la mejor temporada desde el 2009, cuando todavía queda media temporada por delante y unas 30 competiciones hasta inicios de octubre.