Aser Estévez se desplazará a Toledo para disputar el Trofeo Olías Industrial
RUBENS // Aser Estévez en A Guarda.

Este fin de semana, Aser Estévez, ciclista de A Guarda, inicia su temporada en España con las clásicas zamoranas Así, el sábado por la tarde participará en el Trofeo Ayuntamiento de Zamora, y el domingo, el prestigioso Trofeo Iberdrola.

“Un año más las carreras que marcan el inicio de mi calendario en España son las carreras de Zamora, duras e intensas, donde se forman numerosos abanicos al ser un terreno muy llano y donde el viento de costado juega un papel muy destacado”, indica el corredor de A Guarda a Telemariñas.

Tras tres carreras en Portugal con ciclistas profesionales, Aser Estévez inicia su verdadera temporada este fin de semana en tierras zamoranas, dos clásicas de invierno ya con amplia tradición en el calendario nacional. El sábado a las 16:00 horas arranca desde la capital zamorana el Trofeo Ayuntamiento de Zamora de Ciclismo, con un recorrido de 90 kilómetros casi llanos, pero con dos subidas puntuables en el kilómetro 48 y en el 59, aunque el final suele ser al sprint en las calles de la capital sobre las 18:15 horas.

El domingo es el turno para el plato fuerte del fin de semana, el Trofeo Iberdrola de Ciclismo, que este año se correrá desde las 15:30 horas debido a la coincidencia con otro evento en la provincia de Zamora en la mañana de ese mismo día. Esta será la LXXI edición de una de las pruebas más longevas del calendario élite y sub23 español. La prueba consta de 150 kilómetros repartidos por toda la provincia de Zamora, con salida y llegada en Muelas del Pan. Los corredores deberán superar seis ascensiones puntuables, entre ellas el Poblado de Esla en tres ocasiones, que también será la meta en el último paso, y la ascensión en dos ocasiones al Embalse de Ricobayo.

Las clásicas zamoranas se caracterizan por su dureza y selección, en especial por la acción del viento lateral, el frío, y en esta edición, la lluvia. Son carreras que marcan el inicio de la temporada y el nerviosismo es patente entre la mayoría de los corredores, por lo que los abanicos suelen ser una realidad repetida año tras año. Además de la condición física, juega un papel muy importante la estrategia y la colocación en carrera, en especial en los tramos de viento lateral.

 “Llego en buena forma y espero estar delante y hacer una buena carrera. Son las primeras competiciones para coger el pulso a la competición tras correr en Portugal con profesionales, empieza nuestra temporada con ganas e ilusión”, explica el guardés.