Gran actuación de Aser Estévez, del Cortizo-Anova, en la Copa de Portugal
RUBENS // Aser Estévez con los colores del Aluminios Cortizo-Anova en A Guarda.

El ciclista de A Guarda, recién proclamado Campeón de España contra el crono Open, estará una semana concentrado en altura en la montaña orensana de Pena Trevinca, aunque los entrenamientos se desarrollarán también por las provincias de León y Lugo.

Aser Estévez, ciclista del Aluminios Cortizo-Anova este 2017, inicia la recta final de su temporada con un stage montañero de siete días muy poco habitual y lejos de su residencia. El guardés entrenará durante la semana grande de su localidad, A Guarda, que celebra As Festas do Monte; en suelo orensano, aunque también pisará las carreteras del sur de Lugo y del oeste de León. Puertos de alta montaña como Pena Trevinca, Cabeza de Manzaneda, El Morredero, O Boi, O Covelo, El Manzanal o El Teleno serán su terreno estos días. Puertos de 10, 20 e incluso 25 kilómetros de distancia con duras ramplas de desnivel, que le pondrán en forma para las siguientes carreras de su calendario. Es sin duda una muestra más del sacrificio que conlleva este deporte tan exigente y sacrificado de las dos ruedas.

“Es el momento del todo o nada, hay que empezar a sacrificar cosas y poner toda la carne en el asador y aspirar al máximo en los casi dos meses de temporada que restan”, comentó el guardés quien matizó, “numerosas pruebas de un día, criteriums y vueltas por etapas se sucederán en apenas seis semanas para mí, y por ello es necesario prepararse a conciencia para afrontarlas en la mejor forma posible y en garantías de hacerse con alguna victoria en ellas”.

Sin duda el plato fuerte para mí y para el equipo será la Vuelta a Galicia a mediados de septiembre, prueba que afronto ilusionado, pero no por ello desprecio todas las anteriores, que servirán de examen para ver si el trabajo realizado estas semanas precedentes ha sido bueno o se ha quedado corto, que no creo que sea el caso por la carga que estoy metiendo en mis entrenamientos estas últimas semanas” explicó el corredor del Aluminios Cortizo-Anova.

Ahora en las montañas Aser trata de completar ese trabajo con puertos de 20 y 30 kilómetros de longitud encadenados, calor y carreteras rompepiernas que, sin duda, declara “me dejarán a tope para las competiciones siguientes. Trabajando duro todo llega, aunque a veces la suerte no acompañe, pero eso es algo que aparece sin esperar ni contar”.

“Este stage en las montañas es lo que necesitaba para llegar fogeado a los próximos objetivos. Aprovecho esta semana de las Festas do Monte en mi localidad para coger unas vacaciones del trabajo y escaparme a hacer algo que llevaba años queriendo repetir. En 2011 estuviera concentrado en Navacerrada (Madrid), aunque esta vez espero sacarle más rendimiento que ese año, pues era novato en esta aventura y desconocía sus beneficios” concluyó el guardés.

Aser Estévez retomará la competición el próximo sábado en Sandiás (Ourense) con el Campeonato del Mundo de Contrarreloj Open, aspirando a repetir el triunfo en el Campeonato de España de esta modalidad hace tres semanas.