El guardés Aser Estévez correrá la Copa de Portugal con profesionales
RUBENS // Aser Estévez en A Guarda.

Mañana comienza la Volta Ciclista A Galicia, donde el ciclista de A Guarda, Aser Estévez, buscará poner el broche de oro a una magnífica temporada triunfando en la mayor prueba por etapas de su tierra.

El guardés, ciclista del Equipo Aluminios Cortizo-Anova, aspira a seguir en su sexta vuelta de la temporada con su gira de resultados positivos y agrandar un palmarés que en 2017 cuenta ya con seis victorias individuales y numerosos puestos de honor en toda la geografía nacional.

La competición arranca este jueves a las 7 de la tarde en Monforte de Lemos con una contrarreloj por equipos (CRE) de 10,2 kilómetros llanos, que marcarán las primeras diferencias y pondrán al primer mallot de líder entre los 18 equipos participantes de todo el país, Portugal y Francia.

La segunda etapa repite escenario, pues Monforte de Lemos alberga una etapa en ruta de 143 kilómetros. Los corredores tendrán que superar tres puertos de montaña, los altos de Chantada, Orxaínza y Cruz do Incio en los kilómetros 35, 69 y 95 respectivamente. A su vez, hay dos metas volantes en Taboada y Oural en los kilómetros 46 y 114. El desnivel es de más de 2600 metros.

La tercera jornada, la etapa reina por sus 2800 metros de desnivel, es el sábado en Lalín, con un recorrido de 137 kilómetros. Los corredores deberán ascender siete puertos, Cruz da Grada (km13), San Martiño (km56), A Rocha (kms 65, 93 y 128), y Castro de Dozón (kms 88 y 120). Las metas volantes están en Lalín en los kilómetros 74 y 102.

La Volta termina el domingo en la capital de Galicia, con una etapa de 130 kilómetros con salida y llegada en Santiago de Compostela. Los ciclistas tendrán una etapa de 2400 metros de desnivel y dos puertos de montaña en Portomouro (km18) y Cerceda (km50). Las metas volantes estarán en Tordoia y Cerceda en los kilómetros 34 y 54.

“Estamos ya en el mes de septiembre y la temporada se acaba pero con el plato fuerte, la Volta Ciclista a Galicia. Hay ganas de hacerlo bien y triunfar delante de los que me conocen y nada mejor que en mi tierra, pero eso es algo muy  difícil por el nivel de exigencia de la prueba y el talento de los rivales, pero no es imposible luchar por la victoria. Sea como sea el desenlace, habiendo mostrado un buen nivel competitivo y dando guerra, estaré satisfecho nuevamente con mi actuación y poner así el cierre a la temporada” manifestó al guardés.