Archivo

La puesta en marcha esta semana de la denominada Fase 2 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, dará una mayor libertad de movimientos a la ciudadanía y también permitirá, entre otras cosas, el baño en las playas.

Con ese motivo, el Concello de Baiona trabaja estos días en la limpieza y adecuación de los arenales del municipio para que, todos y cada uno de ellos, presenten las condiciones de uso que se espera de un destino turístico de excelencia.

Además de las labores habituales que se realizan todos los años llegada esta época en las playas de Santa Marta, A Ladeira, Frades, Cuncheira, Barbeira y Ribeira, en esta última se instalarán sistemas de control de aforo, dado que es una de las que mayor afluencia de personas registra debido a su céntrica situación.

La puesta a punto de las playas del municipio, señala Carlos Gómez, alcalde de Baiona, cumple un doble objetivo, “por unha banda garante a calidade dos nosos areais como municipio de referencia turística, e por outra, contribúe a que, veciñanza e visitantes, as poidan utilizar con todas as garantías sanitarias posibles”.

En todo caso, el regidor local sigue llamando “á responsabilidade persoal de todos e todas” como la mejor herramienta “para ir acadando unha normalidade real sen o perigo que supón unha volta atrás”.