El Concello de Baiona comprará, «por primera vez», regalos nuevos para distribuir entre los niños de las familias más desfavorecidas del municipio. La iniciativa busca que «todos los niños, independientemente de la situación económica de sus familias, puedan disfrutar de una Navidad feliz«.

El regidor de Baiona, Carlos Gómez Prado, subrayó que la iniciativa «es una apuesta por la solidaridad“. El Concello busca con esta actuación que la situación económica de las familias en estos tiempos de crisis sanitaria y económica, repercuta en lo menos posible en la ilusión de las más pequeños de la casa en unas fechas tan especiales.

El Concello de Baiona pone así en marcha, por primera vez, esta iniciativa que tiene por objeto principal que cualquier niño que pertenezca a una familia que se encuentre en riesgo de exclusión reciba un obsequio en estas fechas marcadas por la compra de detalles con motivo de la festividad de Reyes, aunque en todos los casos los artículos que se adquieren son de primera necesidad o tienen un fin docente o educativo.

De esta forma esta iniciativa pionera puesta en marcha por el concello, que tiene como objetivo primordial que niños puedan disfrutar de unas fiestas lo más felices posibles, cumple otros objetivos como son contribuir a ayudar con sus compras al comercio local, a su dinamización y a la participación activa en la campaña.