Archivo

El Concello de Baiona, a través de la Concejalía de Vías y Obras, ha impulsado dos actuaciones con las que llevará a cabo la pavimentación de la carretera de A Granxa y del camino Cachadas. La actuación, que apareja una inversión cercana a los 40.000 euros, comenzará el próximo lunes con la pavimentación de esta zona de la parroquia de Belesar.

La intervención consistirá en la adecuación, mejora y renovación tanto de la carretera principal de A Granxa como del camino cumpliendo con una de las principales peticiones de los vecinos de esta zona.”, destaca el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Vías y Obras, Óscar Martínez y expone que “para el Gobierno local es un asunto prioritario la mejora y rehabilitación de la importante red viaria rural municipal de cara a garantizar la operatividad y el desplazamiento de una manera fluida y segura”.

Por su parte, el alcalde, Carlos Gómez Prado, señala que “la carretera se encontraba en muy malas condiciones y cambiará radicalmente gracias a esta intervención con la que damos respuesta a uno de los compromisos que asumimos desde el equipo de Gobierno con los vecinos del Barrio de A Granxa”, y reitera que “mi compromiso es continuar trabajando por los vecinos de nuestro municipio vivan donde vivan”.

Asimismo, indica que las obras “beneficiarán también a todas aquellas personas que hacen uso regular de esta carretera muy utilizada tanto por la vecindad, como las personas trabajadoras en la fábrica Agua Sana y los camiones que acuden al lugar”. Los trabajos en esta carretera comprenden desde el centro social de A Granxa hasta la citada fábrica.

Este viernes ya comenzaron a ejecutarse el desbroce, márgenes y el reperfilado de las cunetas. También se realizarán drenajes longitudinales de forma previa a la eliminación de baches y socavones existentes. Tras ello comenzará la extensión del nuevo pavimento. Las obras culminarán con la nueva señalización horizontal y vertical, de forma que se asegure una circulación cómoda y segura a los usuarios de esta carretera.

Esta obra se incluye en el paquete de obras de adecuación y mejora de la seguridad vial y accesibilidad de los viales que está desarrollando el Concello de Baiona. Se trata de un proyecto cofinanciado por la Diputación de Pontevedra en un 75 por ciento con cargo al Plan Concellos 2020 y por el Concello de Baiona en un 25 por ciento.