El presidente de la Mancomunidad y alcalde de Baiona, Carlos Gómez, insiste en la necesidad de disponer de “datos reales y fiables” para que Baiona, Nigrán y Gondomar puedan adoptar las medidas más adecuadas.

El presidente de la Mancomunidad de Municipios del Val Miñor y alcalde de Baiona, Carlos Gómez, ha solicitado al SERGAS que, “a la mayor brevedad posible” le sean facilitados datos “reales y fiables” sobre la evolución del COVID-19 en la comarca.

Gómez destaca la importancia de poseer dicha información “para que los ayuntamientos de Baiona, Nigrán y Gondomar sepan como afecta la pandemia a su población, la curva de evolución prevista y, en consecuencia, poder adoptar las medidas correctoras más adecuadas y más efectivas para su vecindario”.

El presidente de la Mancomunidad del Val Miñor lamentó que esos datos que ahora solicita “no hayan sido remitidos ‘de oficio’ por el SERGAS desde hace tiempo”, al tratarse, dijo, “de una situación de alerta sanitaria que afecta al conjunto de la ciudadanía sin distinción y en la que es imprescindible que todas las administraciones trabajemos de manera coordinada”.

Carlos Gómez, que espera una respuesta “a la mayor brevedad posible”, insistió en que “conocer los datos reales de la actual situación sanitaria nos permitiría a los ayuntamientos ajustar las medidas que ya estamos desarrollando para hacerlas más eficaces”.