Baiona homenajea al Almirante Rafael Lorenzo Montero con la entrega de la Carabela de Oro
El almirante estuvo rodeado de familiares y amigos en la entrega de la Carabela de Oro

Baiona homenajeó este viernes al Almirante Rafael Lorenzo Montero con la entrega de la Carabela de Oro, concedida por la Comisión de Honras y Distinciones del Ayuntamiento, en un acto celebrado en el Salón de Plenos en presencia de gran parte de su familia.

Rafael Lorenzo, secretario del Estado Mayor de la Armada y ayudante de campo de la S.M. Rey Juan Carlos, acudió en persona a recibir un galardón que valoró con un “significado muy especial” por tratarse de la Villa en la que estableció su residencia durante los últimos 50 años.

“Aquí aprendí a nadar, a remar, a navegar… también aquí conocí a mi esposa y Baiona siempre fue mi pasión, tanto el pueblo como sus habitantes”, afirmó el Almirante durante un emotivo discurso en el que mencionó pasajes de su juventud y enumeró amigos de la infancia, alguno de ellos presente en el Salón de Plenos, con los que pasó largas temporadas.

Rafael Lorenzo narró también una de las experiencias más gratas que vivió en su carrera profesional cuando entró en la bahía de Baiona al mando del portaaviones “Príncipe de Asturias” para fondearlo detrás del espigón por motivos de calado. Fue en 1993 dentro de los actos organizativos de la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América en la que estuvo presente su Alteza Real el Príncipe Felipe.

Al acto de entrega de la Carabela de Oro acudieron su esposa, hijos y netos, así como el alcalde, Ángel Rodal, miembros de la Corporación Municipal y los ex regidores Jesús Vázquez Almuiña, actual conselleiro de Sanidad, Benigno Rodríguez Quintas y Manuel Vilar.

“Llevó por todos los mares del mundo la disciplina, el tesón, el trabajo y su amor incondicional a Baiona, medio siglo en defensa del país y de nuestra Villa, lo que lo hacen merecedor de la distinción”, afirmó Ángel Rodal durante su discurso.

Almirante Rafael Lorenzo

Rafael Lorenzo Montero (Madrid, 1939). Fue ayudante de campo de S.M. Rey Juan Carlos, jefe y profesor de Comunicaciones en la ETEA, secretario del Estado Mayor de la Armada, jefe de operaciones del Ejercicio Tramontana, contralmirante jefe de la División de Táctica del EMA, vicealmirante jefe del Arsenal de Ferrol, vicealmirante jefe del Estado Mayor Conjunto (Jemacon) y director general de Política de Defensa (Digenpol), entre otros cargos.

Estuvo embarcado en el dragaminas “Odiel”, en la 41ª Escuadrilla de Corbetas, en el portaaeronaves “Dédalo”, en la 3ª Escuadrilla de Helicópteros y el Estado Mayor del Grupo Aeronaval, ejerció el Mando del Cazaminas “Guadalmedina”, en la Fragata “Extremadura”, en el portaaviones “Príncipe de Asturias”, y fue contralmirante en el Grupo de Combate de la Flota, y la Fuerza Marítima Europea (Euromarfor).

Estrechamente vinculado a la Real Villa desde su juventud, entre 1973 y 78 fue comodoro del Monte Real Club de Yates, entidad con la que colaboró impulsado competiciones como las regatas Conde de Gondomar y Príncipe de Asturias, y reside en Baíña desde el año 2003.