El alcalde de Baiona, Carlos Gómez Prado, y la Concejala de Cultura, Miriam Costas, fueron los encargados de inauguarar el alumbrado navideño junto con representantes de la Asociación de Comerciantes y Empresarios (ACEBA).

“Este año desde el Concello apostamos por la magia navideña, pasamos por un año muy duro por la crisis sanitaria del COVID-19 y por eso este equipo de gobierno anima a los baioneses a disfrutar de la magia de estas fechas y de la iluminación navideña que contribuirán a dinamizar la economía local, siempre de forma responsable y cumpliendo con las restricciones para contener el virus”, comenzó el regidor su intervención.

Además de las tradicionales luces y cadenetas que iluminarán las calles y los espacios públicos, el Concello de Baiona ha decorado con motivos navideños el palco instalado bajo la carpa de la plaza del concello que albergará las actuaciones de la programación cultural “Bai Nadal 2020/2021″ junto con el Auditorio V Centenario y la Alameda Carabela Pinta.

Entre los elementos a destacar está la gran bola 3D de luz de la Alameda Carabela Pinta, que ha gustado a grandes y pequeños. La bola roja no ha defraudado y poder entrar en ella ha sido la gran atracción de este viernes. Este año, se introduce una novedad en la iluminación de las glorietas del municipio: unas figuras de neón con forma de ciervo.

Desde ayer el alumbrado navideño ya luce encendido en todas las parroquias de la localidad. Un total de 38 puntos de tecnología led ponen color a Baíña, Baredo, Belesar y Santa Cristina de A Ramallosa.

Operarios del concello han sido los encargados de colocar la iluminación en las parroquias. Mientras que las bóvedas de luces colocadas en la carretera de acceso a la villa por la PO-552 han sido colocadas por una empresa.

Tenemos que conjugar la celebración de la Navidad y la actividad económica con la salud y el bienestar de los baioneses. Va a ser una Navidad diferente y complicada para muchos vecinos y tenemos que ser sensibles a todos los sectores de la villa. A las familias que están pasando por un momento tremendamente difícil, pero también a los hosteleros y comercios de  Baiona”, ha finalizado el Alcalde.