ALFREDO

El Concello de Baiona ha decidido aumentar la seguridad de los vecinos cuando cruzan las calles y acabar así con los atropellos a peatones en los pasos de cebra.

Para ello, ha instalado en la Avenida de Sabarís 12 focos de 105 y 70 vatios para iluminar los seis pasos de peatones existentes en toda la travesía. La medida ha sido bien recibida por los vecinos de la zona, ya que los pasos elevados no son suficientes para garantizar la seguridad. En cada uno de los pasos de cebra se están instalando botones de paso prioritario que permitirán encender unas luces visibles para los conductores durante el uso de los peatones de la carretera. “Seguimos ampliando y mejorando los pasos de peatones porque el futuro de Baiona es para las personas, no para los coches”, señala el alcalde de la villa, Carlos Gómez.

La Avenida de Sabarís es una vía urbana con una velocidad limitada a 40 km/h. Es la principal entrada y salida de Baiona, por lo que es necesario aumentar los sistemas de seguridad para regular las prioridades de paso. Además de la iluminación en los pasos de cebra, también se están sustituyendo 60 farolas en toda la travesía por iluminación de LED, se están colocando nuevas señales, tanto verticales como horizontales, y se van a instalar nuevas marquesinas para las paradas de autobuses.

De momento se están instalando en Sabarís pero Gómez avanza que se ampliará el sistema lumínico a aquellas zonas en las que se demanda. Se refiere sobre todo al paso de cebra con mayor siniestralidad de la villa y que está ubicado frente al parque de A Palma. “Para este paso estudiamos distintas alternativas con la Policía Local. Como mínimo se pondrá una iluminación específica pero también barajamos la instalación de un semáforo, aunque para ello necesitamos un informe sectorial de Patrimonio, ya que está en la zona de influencia de la muralla del castillo”, señala el regidor.