El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, ha confirmado que en breve el Concello dispondrá de un ascensor en el patio de luces interior del inmueble, tras la aprobación por parte del PEPCHAB para la instalación de dicho elevador.

El Concello de Baiona dispone desde julio del 2013 de una oruga salva escaleras (debido a que es un inmueble histórico) para que personas con movilidad reducida puedan acceder sin ningún problema a sus instalaciones. Esto era una solución momentánea que ahora se soluciona con la instalación del ascensor.

Rodal afirmó que, “estoy trabajando para que el nuevo ascensor, que facilitará el acceso a las personas con movilidad reducida a la casa consistorial, sea una realidad en el menor tiempo posible, una vez que el punto más importante que era que nos permitieran la instalación, debido a que es un inmueble histórico del año 1757, ha concluido”.

El regidor cree que esta era una necesidad acuciante, porque según indica “los políticos estamos para hacer la vida más fácil y accesible a todos los vecinos de nuestra Villa, y esto demuestra que trabajando con constancia al final se consiguen los objetivos, aunque para ello haya tenido que pasar más de cinco años desde la última solución adoptada que era una oruga salva escaleras y agradezco a Poli y a sus compañeros que no hayan desfallecido hasta el haberlo conseguido”.