A pesar de tener vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020, el pasado 1 de julio la Xunta de Galicia desestimó el recurso potestativo interpuesto por el Concello de Baiona ante la resolución del Convenio de colaboración para la denominada Fase 2 de humanización de Sabarís, resolución adoptada unilateralmente por la Xunta alegando incumplimiento de las obligaciones por parte del Concello, cuando la realidad es diametralmente contraria.

El proyecto, que viene desarrollándose desde el año 2016, sufrió diversas modificaciones resultando que su última revisión (denominada Rev-4), no fue presentada por la Xunta ante el Concello para su oportuna tramitación municipal.

En diversas ocasiones la Xunta de Galicia requirió al Concello acercar la certificación de disponibilidad de los terrenos para promover la licitación de la obra, gestión inviable e irresoluble al no contar el Concello ni con la última revisión del proyecto ni con las preceptivas autorizaciones sectoriales.

El regidor del Concello, Carlos Gómez, señala que “la Xunta de Galicia nos puso entre la espada y la pared, en el que parece una deliberada acción política sin fundamento jurídico”. “No puede pretender la Xunta que es la que incumple –subraya Gómez–, resolver el convenio achacando al Concello la existencia de un incumplimiento. No olvidemos que es la propia Xunta de Galicia la que promueve la obra, por lo que si realmente tuviera voluntad de llevarla a cabo, no buscaría excusas peregrinas para bloquear el proceso”.

Agotadas las vías administrativas, el Gobierno Local ha adoptado la decisión de recurrir delante del juzgado del Contencioso la resolución del convenio ante lo que supone una clara vulneración de los principios de confianza legítima y lealtad institucional.

El alcalde de Baiona, Carlos Gómez, lamenta la postura del portavoz del partido popular local, Ángel Rodal, quien “nuevamente, demuestra más interese en defender posturas partidistas que las necesidades de los vecinos de Baiona”. Finalmente, el regidor local invita a quién esté interesado, a consultar el expediente en el Concello.