Miles de personas festejaron el 523 aniversario de la llegada de la carabela
FOTO BANDALLO // Festa da Arribada 2016

El Concello de Baiona ya tiene definidos los cambios que se acometerán en la XXII Festa da Arribada, a celebrar entre lo 3 y el 5 de marzo, para ofrecer a los miles de visitantes las mayores comodidades y las actividades más diversas.

Los trabajos de los diferentes departamentos municipales implicados en la organización de la Fiesta de Interés Turístico Internacional cerraron en los últimos días la reorganización del Mercado Medieval con el objetivo de optimizar los espacios disponibles.

De esta manera, algunas de las atracciones más demandadas por los más pequeños cambiarán de situación para poder dar una mayor cabida. En el caso del Campamento de Entrenamiento de Caballeros, pasa de los jardines del Hospital Sancti Spiritus, a los jardines de la Casa-Museo de la Navegación, debido a las obras de remodelación que se están llevando a cabo en la biblioteca municipal.

Así, las Olimpiadas Medievales que estaban en el exterior del Museo serán instaladas en el parque de A Palma. Muy cerca de allí, la calle Carabela La Pinta se convertirá de nuevo en la Alameda de los Aprendices, aunque de esta vez con una versión más ampliada y renovada.

De esta forma la Alameda de los Aprendices aumenta un 30 por ciento su espacio que ocupó el año pasado para poder acoger un total de diez talleres (en 2016 fueron seis) en la zona ubicada junto al gremio de canteros y herreros. Acuñación de monedas, alfarería infantil, escritura medieval, tapices de época, talleres de cuero, repostería medieval, bordado antiguo, orfebrería, lacrado de cartas y grabados serán los talleres disponibles para los niños. También habrá un espacio para Pintacaras.

El Mercado Medieval también se ampliará a lo largo del ensanche baionés para ocupar la calle Marqués de Quintanar y unir toda la línea que va desde Carabela A Pinta hasta la zona del Bo Xantar (aledaños de Santa Liberata). Esta nueva calle estará dedicada a los anticuarios y sus piezas de antigüedad.

Todos los cambios que vamos a poner en marcha tienen motivos operativos y se hacen debido a la demanda, ya que van destinados a mejorar la movilidad de peatones en el Mercado Medieval, agrupando los participantes con la misma temática”, apunta María Iglesias, concejala de cultura y primera teniente de alcalde de Baiona.

En el Paseo de A Ribeira se volverá a instalar la parada de los Pueblos Hermanos, donde tanto Palos de la Frontera como Santa Fe de Granada, Pornic y Vila do Obispo ofrecerán sus productos tradicionales.