El alcalde de Baiona, Ángel Rodal, entregándole el escudo del Concello a Ana Simóns

La Corporación Municipal del Concello de Baiona despidió en el pleno ordinario de septiembre celebrado esta mañana, a su concejal de Urbanismo, Ana Simóns, que dejó oficialmente el cargo por su cambio de residencia.

Los cambios son la ley de la vida y en el Concello de Baiona tuve el mejor máster que jamás pude hacer, quiero agradecer a todos las facilidades que tuve para trabajar, tanto de mis compañeros como de los funcionarios, los concejales de la oposición y los vecinos, sería imposible enumerar uno por uno, pero si alguna vez os fallé os pido mil y una disculpas de todo corazón”, señaló Ana Simóns durante su emotivo discurso.

El salón de plenos se abarrotó este jueves para despedir a la concejal. Vecinos, amigos y familiares acompañaron a la edil en su adiós al Concello después de presentar el pasado lunes en el registro, su renuncia a acta de concejal.

El alcalde, Ángel Rodal, agradeció a Ana Simóns su labor durante los últimos diez años. “Lo más importante es todo lo que dejas, todo el trabajo desarrollado durante este años en favor de los vecinos de Baiona, deseamos que tengas mucha suerte en tu nueva etapa”, señaló el regidor después de entregarle el escudo del Concello de Baiona.

Por su parte, el portavoz del PSdeG-PSOE, Rafael Lores, destacó la “pasión, honestidad y servicio público de la concejal” y señaló que Ana Simóns “siempre mostró una gran disponibilidad para llegar a consensos y dialogar”.

Iago Pereira, portavoz del BNG, afirmó que recordaría la “experiencia positiva” de compartir mesa de trabajo con la concejal y afirmó bromeando que “vanse votar de menos as discusións políticas”. Por último, el edil Silvano Montes, de Izquierda Unida, destacó el “buen talante” de Simóns y le brindó una calurosa despedida por el “afecto personal que tenemos”.

Ana Simóns, hasta el día de hoy concejal de Urbanismo y Mercados y segunda teniente de alcalde, desarrolló su labor al frente del área de urbanismo desde 2007, período en el que se aprobaron el PXOM (Plan Xeral de Ordenación Municipal), el PEPCHAB (Plan Especial de Protección del Casco Histórico Artístico de Baiona) o el Plan Especial de Puerto de Baiona, además de importantes reformas como la de la calle Areas, la rehabilitación del Archivo Histórico y Biblioteca Municipal Sancti Spiritus o la humanización de la calle Carabela Pinta, entre otras actuaciones.