ALFREDO

La falta de agentes de autoridad obligó al alcalde de Baiona, Ángel Rodal, a suprimir el servicio nocturno de la Policía Local las noches del domingo al jueves, exceptuando los viernes y los sábado.

Esta medida temporal es debido a que tres agentes de la plantilla están de baja y no se pueden cubrir todos los turnos, quedando únicamente los auxiliares que no están habilitados como agentes de autoridad.

Así, la Guardia Civil suple la ausencia de la Policía Local por las noches entre semana hasta que se incorporen los agentes que están de baja.