El pasado 10 de junio de 2011 Turismo Rías Baixas publicó en Youtube un vídeo en el cual destaca la belleza paisajística del Alto de A Groba, en Baiona, pero no se han olvidado del emblemático monumento de la villa marinera, la Virgen de la Roca. 

El Alto de A Groba, paisajes memorables y naturaleza pura, un lugar donde podemos contemplar también a caballos salvajes o vacas. Es el punto de mayor altitud del municipio de Baiona (648 m) y forma parte de la sierra del mismo nombre, que se extiende entre los ayuntamientos de Baiona, Tui y A Guarda. Para llegar al monte, situado a 11 km, hay que tomar una subida situada a la izquierda de la salida de Baiona (dirección A Guarda) y pasar primero por la Virgen de la Roca y por Chan da Lagoa. El entorno de A Groba está dominado por una vegetación de pinos, eucaliptos y plantas de matorral como el tojo, el brezo y la carquesia. Lo cruza el río Groba y una fraga espesa y silenciosa, sólo alterada por el sonido de las aves y el fluir del agua.

Una experiencia sana y natural. Subir a este monte y recorrer tranquilamente sus hermosos senderos, sus caminos empedrados, observar a los caballos salvajes pastando en las laderas del monte en una escena que se repite miles de años después de que los hombres de la Edad del Bronce dejasen testimonio de la presencia de estos animales en las series de petroglifos que pintaron en las rocas de las zonas altas del monte.

El mirador de O Cortelliño, el balcón de O Val Miñor

Baiona siempre ha contado con un lugar privilegiado, un balcón desde donde es posible divisar toda la comarca de O Val Miñor. El mirador de O Cortelliño.

Este mirador ubicado próximo al Alto de A Groba cuenta con una plataforma de madera que se asienta sobre una superficie de 56,10 metros cuadrados y se accede a ella mediante una pasarela que comunica el balcón de O Val Miñor con un área de aparcamiento. Y para aquellas personas que prefieran disfrutar cómodamente de las espectaculares vistas existen tres bancos de madera. Se trata de un lugar gratuito que no tiene precio.

RUBENS // Vistas desde el Alto de A Groba.

La Virgen de la Roca

Probablemente, por su peculiar concepción, es el monumento más conocido del municipio de Baiona. Fue construido en granito sobre las rocas del monte Sansón por el gran arquitecto porriñés Antonio Palacios, autor de edificios y arquitecturas destacadas de estilo modernista. La obra fue inaugurada en 1930, tiene 15 metros de altura y representa a la Virgen sosteniendo en su mano derecha una barca-mirador al que se accede por una escalera interior de caracol realizada en piedra. La cara y las manos de la Virgen son de mármol blanco, obra de Ángel García, y su corona fue construida en porcelana.

Junto al monumento se levantó más tarde un parque recreativo de gran superficie, dotado de Vía Crucis, bancos y mesas de piedra, en el que se celebra el último domingo de agosto la popular romería dedicada a la Virgen.

BANDALLO // Imagen de la Virgen de la Roca.