ALFREDO

La berza es uno de los productos típicos de la gastronomía gallega. No hay cocido que no se aprecie sin un ejemplar de esta col que se lleva cultivando en Galicia desde hace cientos de años. Con esa premisa, Sinforiano Martínez, Viano como lo conocen sus vecinos, y María Jesús Carrera cultivan en su huerto de Pancenteo berzas con las que aderezar un buen caldo. Pero uno de sus ejemplares es visible en toda la contorna porque sobrepasa ya los 4,30 metros de altura.

La espectacular col, que lleva tres años adornando el huerto de este matrimonio rosaleiro, es un punto de referencia para los vecinos del lugar. Tienen otras que apuntan maneras, pero ninguna le hace sombra a una berza que ha marcado un récord de tamaño. Cree que el motivo de su gran porte es su denominación de origen. “Fai cinco anos miramos en Santiago unha verza moi grande e comprámoslle os gromos á dona, que, segundo ela, tróuxoa de Inglaterra”. “Na horta temos máis exemplares que alcanzan os dous metros e medio, pero ningunha como esta que creo que vai pasar dos cinco metros”, indica el veterano agricultor que no piensa cortar la berza y quien asegura que lo único que le dan es agua.

Es un ejemplar tan espectacular que no lo van a comer, eso si, pueda que este año sirva de adorno navideño. “Xa que polo Covid non podemos ir de festa e hai que facer un Nadal máis pequeno, é mellor adornar a verza que un abeto”, comenta con humor Viano.

Este electricista jubilado y su mujer pasan el tiempo cultivando todo tipo de alimentos para su consumo. “Aquí cultivamos case todo o que comemos e bebemos na casa. Temos patacas, verzas, tomates e ata vide para viño”, señala el matrimonio recordando que residen en el jardín de O Baixo Miño, donde todo se da.

ALFREDO