“Bosch Service Solutions” del Club Marítimo de Canido patroneado por Ramón Ojea, se proclamó vencedor absoluto de la Lexus Breogán Cup, que por el sistema contra reloj, organizó dentro de la Semana Abanca, el Monte Real Club de Yates de Baiona.

El barco del Marítimo de Canido realizó una regata impecable, llevándose la victoria de esta modalidad que no se celebraba en aguas de la ría de Baiona desde hace más de una veintena de años. En el trofeo por clubes, que tenía en juego el valioso Trofeo Vanguard consistente en un juego de seis balizas de regata para el club ganador, el primer puesto fue para el Monte Real con los barcos “La Luna Nueva” del asturiano Juan Luis Tuero y “Namaste” de Luis de Mira, siendo la plata para el Real Club Náutico de A Coruña, con “La Galera” de Joaquín Cobelo y “Meltemi” de Guillermo Blanco.

Jornada en la ría de Baiona con unas condiciones sencillamente espectaculares: vientos estables de 12 a 15 nudos del noroeste con el mar sin apenas ola y un recorrido que dada la velocidad que alcanzaron los barcos se antojó como “corto”. La flota salía del centro de la ría de Baiona, para ir posteriormente a virar dos balizas (la última en los bajos de los Carallóns) para salir fuera de la ría y hacerlo en la de A Negra y volver a Baiona. Primero salían los barcos más lentos en cascada, para hacerlo los “Figaro”. A continuación los más rápidos con los J80 entre ellos. Como postre los ORC, cerrando la lista el de mayor eslora y más rápido y que resultaría el vencedor, el “Bosch Service Solutions”.

A destacar la excelente regata también del ovetense Juan Luis Tuero, que lograba la plata, al aventajar a “Namaste” solamente por 12 segundos. Precisamente estos dos barcos le daban al Monte Real el solomillo de los premios, el Trofeo Vanguard, para su Escuela de Vela con un valor realmente importante.

Entre los Fígaros, excelente regata del “Silleiro” de Carlos Hernández, que obtenían el premio de su clase. Otro de los barcos con buen nivel, “La Galera,” de Joaquín Cobelo del Real Club Náutico de A Coruña, se situó en la parte alta de la clasificación, así como el “Albarellos,” de Fernando Rey del Club Náutico de Portonovo, que perdió muy al final sus opciones de entrar entre los diez primeros.