Buscan una nueva directiva para que el club de jubilados de A Guarda no desaparezca
Reunión entre el Concello y el club de jubilados de A Guarda

Representantes del club de jubilados de A Guarda mantuvieron en el Concello una reunión con el alcalde, Antonio Lomba, y la concejal de Servicios Sociales, Tere Vicente, para trasladarles su preocupación por la situación que están pasando por no tener directiva ni perspectivas de que alguien se haga cargo del club.

Los problemas comenzaron cuando el anterior presidente se vio obligado a dejar el cargo por problemas de salud. Desde ese momento, se hicieron responsables de forma eventual miembros de su directiva con el compromiso de convocar un pleno en el que debían presentarse nuevos candidatos para llevar el club, y así lo hicieron pero no se presentó nadie.

La gestora provisional está haciendo esfuerzos para contactar con socios que quieran echar una mano para evitar el cierre del club, cosa que sucederá si no aparece una nueva directiva antes de fin de año, fecha en la que finaliza su compromiso.

En esta reunión trasladaron su preocupación a los responsables municipales. En ella hablaron de las consecuencias que la desaparición del club podría tener. Una de las primeras sería la pérdida del local en el que tienen su sede, que es propiedad del ISM. Corren peligro también de desaparecer las numerosas actividades que desde hace muchos años viene realizando el club: Coral, grupo de gaitas, bordado, Tai Chi, bolillos, etc.

El alcalde comentó la importancia social que el club tiene para A Guarda y la enorme pérdida que implicaría su cierre, así como el perjuicio que generaría a muchos de sus socios por ser un elemento fundamental del dinamismo social, cultural y de la actividad física para sus numerosos componentes que en estos momentos rondan los 500.

Todos los presentes en la reunión adquirieron el compromiso de continuar manteniendo contactos personales con gente de la villa que esté dispuesta a comprometerse para seguir manteniendo vivo el club.