El concejal del partido liberal de Tui, José Palacín, acaba de advertir por registro de entrada que uno de los laterales de la nueva rampa de paso de peatones de la Estrada EP-3001 a Rebordáns, concretamente el lado entrante para el sentido de circulación, tiene una protuberancia que puede suponer un peligro para los ciclistas.

Converxencia 21 felicita la rampa en post de la movilidad, pero pide la inmediata corrección del defecto antes de que se tomen las baldosas y que luego resulte más complicado deshacer la obra. Por eso, en palabras del portavoz: “Pedimos que se rebaje esa protuberancia a la altura del firme y que no haga efecto badén porque el impacto de una rueda de bicicleta o moto que tome la curva cerrada puede producir un desequilibrio y por lo tanto un accidente».

Del mismo modo, los liberales vuelven a recordarle al Gobierno local que a pocos metros de ese lugar crearon un punto negro con las planchas cortantes de la rotonda de Guillerei.