ALFREDO // Martina, y su hija Nati, con los dos ejemplares de calabazas en su huerto de Mougás

Martina González puede presumir este Samaín de tener en su huerto de Mougás las calabazas más grandes del concello de Oia. Este martes ha recogido en su huerta de As Pedriñas, dos ejemplares que bien podrían plasmarse en el libro Guinness de los récords como las calabazas más grandes de la comarca de O Baixo Miño.

Una casi alcanza el metro de longitud y pesa 18,6 kilos, mientras que la otra mide 73 centímetros, pesa 8,9 kilos y tiene forma de gota de agua. “Saíron elas soas. Seguramente tirei algunha semente para a leira e elas soas naceron, sen facerlles nada. Non as reguei nin lle botei abono algún”, asegura esta vecina a cuantos le preguntan por la fórmula mágica para cultivar estos colosales ejemplares.

Martina, que descubrió las hortalizas un día en el huerto de casualidad, ya tiene el menú hecho en su mente para sus calabazas. “Comerémolas. Faremos chulas e biscoitos”, afirma esta mujer de 65 años al pie del Océano Atlántico.

Pero el huerto de esta vecina de Mougás no sólo da calabazas. “Teño mazás, tomates, cebolas, pementos, pexegos, unha pequena viña que produce uvas para comer e ata unhas roseiras”, afirma.

Al parecer, los aires del mar son muy beneficiosos para las huertas de los vecinos de Oia. No muy lejos de allí, Manuel Álvarez “Portela”, otro vecino del municipio, que se hizo muy popular entre el vecindario y en los medios de comunicación, cosechó hace unos meses una berza que alcanzó los 3,15 metros de altura, posicionándola entre las más alta de cuantas se han registrado en el mundo.