JOSIÑO

El pasado viernes, el concello de Baiona retiró el sistema de chorros de hidromasaje del Talaso natural al aire libre ubicado en la antigua cetárea de Monte do Boi. Son cuatro aparatos de propulsión con agua de mar a temperatura ambiente, dos de ellos en forma de lámina y los otros dos más potentes.

El Concello tiene un contrato de mantenimiento de dos años que incluye la retirada del sistema. «Esto se hace para evitar actos vandálicos, ya que no es la primera vez que el Talaso sufre la visita de los incívicos», indicó el regidor, Carlos Gómez.

Tras su inauguración en octubre del 2017, los vándalos provocaron varios destrozos en las instalaciones, que reciben cientos de visitas gracias a las propiedades terapéuticas del agua de mar.

Este verano, los gamberros destrozaron tres de los cuatro pulsadores de chorros de agua que el concello tuvo que reponer. “No sólo es el desembolso económico, sino la falta de civismo que afecta directamente a la imagen del municipio y a todos los vecinos”, señalaba por entonces el alcalde.

Gómez apuntó que se están estudiando medidas disuasorias para evitar los destrozos, aunque también apela a la concienciación ciudadana para atajar este tipo de actos vandálicos. “Estamos estudiando cambiar el sistema antes de que finalice el año o a principios del próximo por uno más funcional, posiblemente automático, para eliminar los pulsadores”, afirmó. El Concello tiene previsto reabrir las instalaciones del único talaso al aire libre y gratuito de Galicia antes de la próxima Semana Santa.

El Talaso al aire libre de Baiona cuenta con una piscina de 300 metros cuadrados con unas espectaculares vistas sobre las islas Cíes. Está dotada con cuatro chorros de hidromasaje con agua de mar a temperatura ambiente, dos de ellos en forma de lámina y los otros dos más potentes.

El balneario marino forma parte del Proyecto Poseidón, distinguido por la organización internacional Green Destination. Supuso una inversión superior a los 100.000 euros ya que, en la primera fase se recuperó la cetárea como solario, y después se hizo el talaso.