María del Carmen Gómez Alonso cumplió ayer 100 años rodeada del cariño de su gran familia (6 hijos –dos ya fallecidos- 17 nietos, 28 bisnietos y 3 tataranietos). Vive con su hija Felicitas y cuenta con la ayuda de Conchi, trabajadora del Servicio de Ayuda en el Hogar.

La alcaldesa de Tomiño, Sandra González y la concejala de Bienestar Social, Cristina Martínez, se acercaron hasta su domicilio en Amorín para darle las enhorabuenas y llevarle algún regalo. Pudieron comprobar de primera mano, que la señora Carmen disfruta de una salud envidiable, tanto física como mental. Ella misma fue quien de resumirles la historia de su vida; una historia dura y de muchísimo trabajo, para sacar adelante a sus hijos sola, ya que el marido viajó al Caribe (y murió allí a los tres años de llegar) cuando el mayor tenía 13 años y el menor sólo 3 meses.

Con la única ayuda de su madre y trabajando en el campo sin descanso, logró sacarlos adelante. En la actualidad sus días transcurren de otro modo, aunque no pierde detalle de las tareas de la casa y participa en la vida de sus familiares. Pasea diariamente por la finca; sin gafas lee y cose (ayuda su hija a enhebrar la aguja) y tiene unas analíticas modélicas, ya que sólo come pescado, con patatas cocidas; huevos y yogures y bebe agua y Colacao con leche para desayunar.