Numeroso público se acercó hasta A Ramallosa para ver el espectáculo

Un año más, y ya van cuatro, el concurso “Flota como poidas” reunió a centenares de personas que se acercaron hasta A Ramallosa para ver el espectáculo de las embarcaciones más estrambóticas.

Con salida a las 19:00 horas, 70 intrépidos navegantes se montaron en 19 de esas embarcaciones que partieron desde una de las rampas de acceso del puente de A Ramallosa para participar en la regata por el río Miñor.

En esta edición, el premio para el artefacto más currado fue para “Aguafiestas”, la tripulación más simpática fue la de “Villa Chochete” (la vela estaba hecha la base de tangas ), el premio a la familia más intrépida y participativa fue para “Viveiro”, “Flotaolímpicos” fue el artefacto más cutre (hecho a base de flotadores), y “Piratas del Casino” se llevó el premio Titanic tras hundir en plena competición.

El participante de más edad fue Bonifasto, nado en 1956, del artefacto “Vivero”; y el de menos edad Leo, uno de los integrantes de “Os Granxeiros” nacido en 2012. “Casamos”, un matrimonio compuesto por una novia y un payaso, fue el primero en completar el recorrido circular por la marisma.