Conocer un poco más la naturaleza de una manera amena, innovadora y divertida. Ese era uno de los objetivos de los campamentos de verano en O Rosal, en los que alrededor de 200 niños “puideron desfrutar dunha alternativa de lecer lúdica e educativa durante as súas vacacións estivais ao tempo que se favorecía a conciliación familiar e laboral aos rosaleiros e rosaleiras”, explica la alcaldesa, Ánxela Fernández Callís.

El Concello destaca la gran acogida de las actividades organizadas a lo largo de los meses de julio y agosto al amparo de los campamentos. Ayer se despidió el campamento municipal, que tenía cómo temática central los animales y en el que los jóvenes jugaban el papel de observadores. “Grazas a esta dinámica, cada semana as e os participantes investigaban sobre un diferente e, tras pasar varias probas, ao final da semana incluían un novo insecto nun mural conxunto. Un xeito diferente e moi divertido de seguir aprendendo ao tempo que desfrutan do seu lecer”, destaca la regidora.

Entre las actividades desarrolladas este verano dentro de los campamentos, los niños disfrutaron especialmente con la fiesta de disfraces, con las fiestas de agua y de pijamas, con los juegos tradicionales o con su propio concurso Got talent.

También tuvo gran éxito entre todos ellos los talleres de galletas y limonada, las sesiones de yoga, los juegos musicales, las yincanas y retos y las visitas como ‘Baisenpulgas’, ‘Ti es un bo peixe’, ‘DGT’ y ‘Fai click ao teu bocata’. Además, durante los campamentos se hicieron varias salidas al entorno como al parque del Sobreiral, a las Aceñas, a los molinos del Folón, al velódromo, a los ríos Urgal y Padín, al parque de Pías y a la playa de Eiras.

En definitiva, dos meses de “xogos e saídas didácticas combinadas con actividades creativas cos que espertar a curiosidade dos nenos e nenas e darlles a coñecer un pouquiño máis sobre o seu concello. Para nós é un orgullo velos a todos desfrutar e con ganas de repetir na vindeira edición”.