El chino y el japonés están en auge en Baiona
ALFREDO // La profesora de chino y japonés Lili Wo en Baiona

La cultura asiática está en alza. Son muchos los que por una o por otra circunstancia aprenden chino o japonés. Y es que aprender uno de estos dos idiomas te puede abrir las puertas a la hora de buscar un empleo. Las empresas de la segunda economía mundial se establecen por el mundo y aprender este idioma ayuda en las relaciones comerciales.

Lili Wo, es una chinesa que enseña ambos idiomas en Vigo y su entorno desde hace una década. Esta vecina de Salvaterra, que también imparte cursos de cocina asiática, se ha propuesto romper con la costumbre que tenemos los españoles de aprender sólo el inglés y, desde hace tres años, imparte clases de chino y japonés en el centro socio comunitario de Baiona.

Después de estudiar en Japón Filología Hispánica, le surgió la oportunidad de hacer un intercambio con la Universidad de Salamanca y ahí es donde conoció a su marido, natural de Salvaterra, y se vinieron a vivir a Galicia.

Pero antes de venir a España, Wo dio clases de español en China cuando su marido estaba estudiando allí y le gustó mucho la experiencia. “He hecho cursos de enseñanza de chino. Como tuve muy buenas notas en el bachillerato, se me presentó la oportunidad de entrar directamente en la Universidad y he enfocado mis estudios a la enseñanza de idiomas,” comenta Lili.

Asegura que hace unos años a la mayor parte de sus alumnos les enseñaba chino, pero ahora lo que más enseña es japonés. “Sobre todo a los jóvenes, les llama mucho la atención la cultura nipona. El manga está de moda,” afirma.

Lili indica que no es tan difícil aprender estos idiomas. “A mí el español se me hizo difícil por la conjugación de verbos, que obliga a memorizar mucho. En chino no conjugamos los verbos. Tal vez el japonés es más fácil para empezar. Su fonética es muy parecida al español”.

A sus alumnos de chino les interesa por su cultura milenaria y también para poder comunicarse a la hora de hacer negocios. “Ahora los alumnos que quieren aprender japonés es porque les encanta esa cultura. Mis alumnos de japonés son bastante más jóvenes. El más pequeño tiene 10 años y muchos rondan la veintena. Algunos han viajado a Japón para conocer mejor su cultura y costumbres”.