Colaboración entre Diputación y la comarca del Baixo Miño en materia de residuos y movilidad

La Diputación provincial se puso ayer, de la mano de su vicepresidente, César Mosquera, a la disposición de los ayuntamientos del Baixo Miño para colaborar y trabajar de forma conjunta en las materias de tratamiento de residuos y de avance de la movilidad y accesibilidad de los espacios urbanos. La reunión, convocada por la institución provincial y a la que asistieron representantes de los ayuntamientos de Tui, Tomiño, A Guarda, O Rosal y Oia, fue una de las “más activas” de las celebradas hasta ahora por la Diputación a lo largo de toda la provincia. En ella los ayuntamientos propusieron iniciativas concretas sobre la mesa como la creación de una planta de compostaje comarcal que, si bien es sólo una idea, refleja el interés y la implicación de los alcaldes y concejales con estos temas.

El encuentro también sirvió para poner sobre la mesa la necesidad de la puesta en valor de los montes de la provincia. La Diputación, en este sentido, trabajará al lado de los ayuntamientos y de las comunidades de montes para la creación de parques forestales en aquellas zonas en las que se necesita una regeneración, actuando con repoblaciones, creación de senderos, miraderos y otros elementos que proporcionen valor a áreas que actualmente están muy degradadas.

Los alcaldes se pusieron en contactos con dos técnicos provinciales para obtener consejos sobre proyectos concretos:

En el caso de Tui, el alcalde le agradeció al vicepresidente la elección de la casa de su ayuntamiento para desarrollar el encuentro. Manifestó la gran sensibilidad por los temas propuestos (residuos y movilidad) y apuntó que su voluntad es optimizar los recursos existentes para conseguir un tratamiento de basura más eficiente y menos costoso para los vecinos. En cuanto a la movilidad, señaló que ya tiene solicitada una visita de Jesús Fole a la villa con el fin de que haga aportaciones para el “ambicioso plan de rediseño del entramado urbano” previsto.

La alcaldesa de Oia, por su parte, incidió en la importancia de mejorar la seguridad vial en determinados tramos de carreteras provinciales y solicitó colaboración provincial en el saneamiento de aguas residuales, ámbito en el que el organismo provincial no tendrá problema en colaborar dentro de lo posible, aunque es competencia local y autonómica.

Por parte de A Guarda, tanto el alcalde como el concejal de Medio Ambiente expusieron sus experiencias en la compostaje y hablaron de la importancia que, en su ayuntamiento, suponen los puntos limpios. En relación con la accesibilidad y la seguridad vial también hicieron hincapié en la necesidad de trabajar juntos, como por ejemplo, en la urbanización de la calle Concepción Arenal, de titularidad provincial.

La alcaldesa del Ayuntamiento de Tomiño habló de la gestión de la basura como “un agujero negro” en la economía de los ayuntamientos y puso sobre la mesa la importancia de tratar el tema de forma conjunta con los municipios vecinos.

La concejal de Medio Ambiente de O Rosal, además, apuntó su disponibilidad para aplicar sistemas de gestión realistas que consigan reducir la basura y su coste, además agradeció la puesta la disposición de los asesores provinciales, así como la invitación a las jornadas de Navarra, que servirán para aplicar experiencias perfectamente extrapolables a la zona del Baixo Miño