Comercios de O Val Miñor aparecen empapelados para mostrar cómo sería la vida sin los pequeños negocios

Actualmente el peor enemigo de los pequeños negocios locales son las compras en las grandes plataformas de venta online en internet o en las grandes cadenas en detrimento del comercio de cercanía.

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, empresarios de O Val Miñor crearon la campaña de impacto “Un Pueblo Sin Vida”, llevada a cabo en otros municipios como A Guarda… para concienciar a la población de la importancia en los pueblos de los negocios locales y de la necesidad de comprar en ellos.

Hoy 13 de diciembre, han sido muchos los pequeños negocios que aparecen con sus escaparates tapados simulando el cierre del negocio, y permanecerán así toda la jornada, para mostrar a los vecinos cómo sería la vida en los Concellos de O Val Miñor sin los pequeños negocios locales.

Aunque han seguido la iniciativa diferentes establecimientos en Sabarís, Ramallosa y Nigrán, ha sido especialmente llamativo el seguimiento de este cierre ficticio por los pequeños negocios del Concello de Gondomar, donde en muchas calles los negocios han amanecido hoy con sus fachadas empapeladas.

En los establecimientos que se han adherido a la iniciativa, además del escaparate empapelado,  lucen carteles como “CERRADO” o “SE TRASPASA”, acompañado de otros slogans.

Comercios de O Val Miñor aparecen empapelados para mostrar cómo sería la vida sin los pequeños negocios