Cuando tenemos algún tipo de siniestro y nos tenemos que enfrentar a la burocracia de las aseguradoras, en ocasiones nos sentimos un poco perdidos sobre la forma de actuar. Por eso desde Compensator queremos darles una serie de consejos para que puedan efectuar estas reclamaciones de forma correcta. Antes de iniciar una reclamación escrita a una aseguradora, debemos tener en cuenta que:

  • Todo lo que pongamos por escrito, también puede ir contra nuestros intereses.
  • El escrito de reclamación debe ser breve y conciso, que se pueda leer e interpretar de forma rápida.
  • Debemos hacer constar nuestros datos personales, DNI, dirección de contacto (tanto postal como mail), exponer el siniestro y, el motivo concreto de la reclamación.
  • Si tenemos que adjuntar algún documento escrito, que se una copia. ¡Nunca debemos entregar los originales!

¿Quién puede reclamar?

  • Podrá reclamar el tomador del seguro, el asegurado, el beneficiario o incluso un tercer perjudicado.

¿Qué plazo tenemos para reclamar?

  • Si la reclamación es contra nuestra propia póliza tenemos dos años desde el suceso.
  • Si es un accidente de tráfico, tenemos un año desde el siniestro y si hay lesiones tendremos un año desde el alta o desde la última comunicación fehaciente.

¿Dónde podemos reclamar?

  • En primer lugar podemos presentar la reclamación por escrito en nuestro agente o corredor, o en la propia aseguradora, donde deben sellarnos todos los escritos con la fecha de presentación (llevamos duplicado de todo, uno para dejar y otro para llevarnos con dicho sello). De esta forma, tendremos una prueba de que presentamos la reclamación.
  • Si esto no prospera aún podemos iniciar otro camino con el «Defensor del Asegurado», que debe constar en nuestra póliza. Podemos remitirlo por fax, burofax, etc.
  • Y finalmente tenemos la DGS, Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que por medio de la figura del Comisionado para la Defensa del Asegurado y del Partícipe de Planes de Pensiones dará respuesta.
  • Si después de todo esto seguimos sin conseguir nada, que por nuestra experiencia es lo que sucede la mayoría de las veces, siempre podemos emprender la vía arbitral o judicial.

¿Qué plazo tienen las compañías para contestar?

  • El Defensor del Asegurado, tiene un plazo máximo de 2 meses. La DGS, tendrá un plazo de 6 meses (si, lo has leído bien, 6 meses) para contestarnos.
  • Por último, para facilitarles el procedimiento, aquí les dejamos una carta tipo que pueden usar en las reclamaciones a compañías de seguros. Aunque como siempre, les recomendamos que acudan a un profesional independiente que les aconseje, ya que la legislación y la burocracia de las compañías es más complicada de lo que puede parecer.